6 consejos para gestionar la tesorería de una empresa

En países de Latinoamérica una gran parte de las pequeñas y medianas empresas, por su nivel de informalidad, no cuentan con sistemas eficaces para administrar sus recursos. En tal sentido, es una labor de todos propugnar que el emprendedor aprenda a manejar su empresa de forma efectiva a través de sólida información financiera, que le permita tener los elementos de juicio para tomar mejores decisiones de negocios. Uno de los elementos claves es sin lugar a dudas la gestión de tesorería.

La gestión de tesorería

Esta consiste en manejar bien los cobros y pagos con el fin de garantizar la fluidez del dinero. Los activos corrientes (efectivo, cuentas por cobrar a clientes y los inventarios), son aquellos recursos que se tienen la certeza o que deben convertirse en efectivo en el corto plazo. Por ello, el dueño de una pyme debe establecer planes de acción y controles para su buena gestión.

 

Consejos para gestionar la tesorería de una empresa

 

Llevar y mantener un reporte estricto y actualizado de las cuentas por cobrar y las cuentas por pagar

Resulta difícil llevar un negocio si no se sabe quién se debe y a quién le debo. Esta falencia podría desviar el dinero a actividades nada productivas y poner en riesgo la sostenibilidad del negocio.




Aprender a calcular el ciclo de conversión de activos corrientes de su negocio

Esto no no es más que saber en cuántos días convierto mis inventarios en efectivo después de realizada la venta. Este conocimiento le da la facultad de negociar mejores plazos con los proveedores.

 

Establecer un procedimiento de pago a los suplidores

Se debe procurar que n la medida de posible este procedimiento de pago no sea sustancialmente más rápido que la capacidad de liquidación de las cuentas por cobrar con los clientes.

 

Crear un manual de políticas de crédito

Es recomendable la redacción de un manual de políticas de crédito que sea distribuida y entendida a plenitud por todos los miembros de la empresa, con el fin de garantizar el respeto a los términos de ventas y créditos otorgados a los clientes. Siempre he enarbolado que la buena gestión del cobro empieza en una correcta administración del crédito.

 

Cuidar la relación con las entidades de intermediación financiera es clave

Si se mantiene financiamientos con alguna hay que tratar por todos los medios de honrar el compromiso, pues de no hacerlo vería afectada una de las principales fuentes de financiamiento. Es importante elegir aquellas entidades que más adhieran a las necesidades de su negocio. La fama de mala paga no es buena para la salud financiera de una pyme.

 

Involucrarse en los asuntos fiscales

Finalmente, el propietario de una pyme nunca debe dejar a un lado los asuntos fiscales. No conocer o no manejar los compromisos tributarios de la empresa, puede llevarlo a una situación delicada. Debe capacitarse sobretodo lo concerniente al sistema fiscal y estar siempre vigilante a las fechas de pagos de impuestos. No es muy prudente dejar solo la responsabilidad del cálculo o pago de los impuestos al contable, el buen empresario también debe involucrarse.

 

La gestión de tesorería es vital para la supervivencia de una pymes, ya que el flujo de efectivo de la empresa es su sistema circulatorio, que si se detiene o colapsa, la empresa no podrá sobrevivir.

Share This Post