La verdad sobre el “crecimiento” económico de RD

Compartimos un análisis realizado por Manuel Fernández sobre el crecimiento del PIB obtenido por nuestro país en este 2016 versus 2015 por sector de la economía.

Recientemente el gobernador del Banco Central de la República Dominicana, Don Héctor Valdez Albizu, informó a todo el país que el crecimiento económico para el pasado año 2016, medido a través de su Producto Interno Bruto (PIB), fue del 6.6%, lo que se traduce en una moderada disminución con relación al 2015, cuando crecimos un 7%.

No obstante, nuestro país se coloca como la economía de mayor crecimiento en todo el 2016, muy por encima del promedio de América Latina que fue del -0.6%. Este saldo negativo se explica en la caída del PIB de economías mucho más grandes que la nuestra como Brasil, Venezuela y Argentina.

A continuación presentamos un cuadro comparativo del 2016 versus 2015, en términos de crecimiento por sector de la economía:

Actividades Económicas
2015
2016
Agropecuaria
1.2%
9.6%
Explotación Minas y Canteras
-10%
26.5%
Manufactura Local
5.5%
4.8%
Manufactura Zonas Francas
5.4%
0.3%
Construcción
19.8%
8.8%
Servicios
6.5%
6.1%
·         Energía y Agua
5.8%
3.4%
·         Comercio
7.5%
5.9%
·         Hoteles, Bares y Restaurantes
6.1%
6.4%
·         Transporte y Almacenamiento
6.2%
5.3%
·         Comunicaciones
4.8%
5.2%
·         Intermediación Financiera
9.6%
11%
·         Actividades Inmobiliarias y Alquiler
4.2%
4.1%
·         Enseñanza
8.1%
5.2%
·         Salud
6.2%
7.7%
·         Otras actividades de Servicios
4.3%
6.8%
·         Administración Pública y Defensa
5%
2.9%
Valor Agregado
6.7%
6.6%
Impuestos a la producción netos de subsidios
11.4%
6.3%
PIB
7%
6.6%

Como se puede ver en el cuadro anterior, 9 de las 16 actividades económicas que contempla el PIB, es decir, el 56%; registraron un descenso con relación al 2015.

Sectores de gran impacto en la creación de empleos, como el comercio, la manufactura local y especialmente las zonas francas, experimentaron una reducción de su crecimiento y aporte a la riqueza nacional total.

En el pasado 2016, los sectores de mayor crecimiento fueron la explotación de minas y canteras, con una considerable ponderación del 26.5%, luego de un fuerte decrecimiento en 2015, provocado por la paralización de la explotación de ferroníquel.

En segundo lugar se ubica, como es ya una tradición, la intermediación financiera con una ponderación del 11%, consecuencia del incremento sostenido de las operaciones de negocios de los bancos.

En tercer lugar, y esto sí que es una grata noticia, es que el Sector Agropecuario, obtuvo un vertiginoso crecimiento el año pasado para obtener una ponderación del 9.6%. Esto se debió, según los informes del Banco Central, a la ejecución de políticas orientadas a incentivar la producción, aumentar la productividad y la competitividad del sector.

Por otro lado, llama mucho la atención, el descenso significativo de uno de los tradicionales sectores en aportes al PIB, como es la Construcción. Según el informe de la economía de enero a septiembre, este descenso puede explicarse en una reducción de la inversión en los últimos meses del 2016.

No obstante, como ya hemos mencionado en otras entregas, el crecimiento económico medido a través del PIB, no es un indicador de bienestar. Esto es así pues el PIB no mide las externalidades negativas que ocasiona la producción como la contaminación, ni otras actividades que tienen alto impacto en el bienestar como la reducción de la criminalidad y el narcotráfico, la igualdad de oportunidades, la Educación, así como bajos niveles de corrupción e impunidad.

Sin embargo, el gran reto para la República Dominicana se ubica en una mejor distribución de esa riqueza, pues la misma no se derrama de forma equitativa entre todos los dominicanos, tal como reconoce el mismo Gobernador, en el sentido de los precarios niveles de sueldos y salarios que recibe la mayoría de los trabajadores dominicanos.

Por Manuel A. Fernández
Asesor Financiero
manuel_fdez@yahoo.com

Share This Post